Jabón de Aloe vera

aloe

INGREDIENTES

Aloe vera (Aloe Barbadensis) : El aloe vera es un astringente natural que ayuda a eliminar el exceso de grasa y la suciedad que obstruyen los poros de la piel. Esta planta contiene giberelinas y polisacáridos que ayudan a curar la piel infectada, además estos reducen la hinchazón e inflamación que ocasiona el acné. También, el aloe vera contiene agentes coagulantes, inhibidores de dolor y antibióticos naturales, los cuales estimulan la piel para curar el tejido con cicatrices y así haya un nuevo crecimiento celular.

Por lo que es indicado contra eccemas, llagas, psoriasis, acné, llagas en la piel, manchas

Está extraído puro de la planta (cultivada en Buñol) e incorporado rápidamente al jabón para evitar procesos de oxidación, por lo que mantiene todas las cualidades de la planta.

Glicerina:El jabón de glicerina es más suave para la piel que la mayoría de los jabones, por lo que es adecuada para cualquier tipo de piel, incluidas las personas que tienen la piel especialmente seca o sensible. El jabón de glicerina también tiene un pH menor que otros jabones, lo que ayuda a la piel a retener su humedad natural. Dado que la glicerina es higroscópica, también puede ayudar a hidratar la piel mediante la atracción de agua del aire.

USO

Lavar con el jabón las zonas afectadas.

CURIOSIDADES

Existen estudios científicos de la NASA que demuestran que el Aloe es capaz de absorber en sólo ocho horas el noventa por ciento de los gases y compuestos tóxicos de una habitación y filtrar substancias como el benceno y los derivados de fibras sintéticas, plásticos y productos químicos existentes en las viviendas.
La planta de aloe vera se ha usado por distintas culturas a lo largo de la historia de la humanidad, desde la antigüedad (hace más de 2.000 años) hasta nuestros días, tanto en el tratamiento de las más variadas enfermedades como en la cura de la piel y el cabello.
Los musulmanes, que la consideran un símbolo religioso, en la antigüedad, a los peregrinos a La Meca les otorgaban el honor de colgar una planta de Aloe sobre el umbral de su puerta.
Los chinos, fueron los primeros en usar la planta con fines medicinales. Los conocimientos de la medicina china no se limitan solo a la acupuntura, tenían buenos conocimientos sobre el uso de plantas y sustancias medicinales, como el Aloe.
Discórides, en el siglo I de nuestra era, escribió extensamente sobre el Aloe en su famoso tratado “De materia médica” recopilando tratamientos, ya fuera en uso interno (insomnio, desordenes estomacales, dolores localizados, estreñimiento, dolor de cabeza) como uso externo (perdida de cabello, heridas, dolor de riñones, enfermedades de la boca y encías, manchas y quemaduras del sol).
Entre las razones por las que Alejandro Magno conquisto la isla Socotorra, al sur de Arábia, una de ellas era allí se encontraban gran cantidades de plantas de Aloe vera, que servian para la curación de heridas y enfermedades de sus soldados durante las conquistas.
En el Antiguo Egipto, era de uso frecuente por las castas superiores. Cleopatra lo usaba como ingrediente esencial en sus cuidados diarios.
Existen documentos históricos de romanos, griegos, hindúes, árabes y de otros pueblos de la zona cálida de la tierra, donde hablan de las virtudes de su uso medicinal y cosmético.

En España crece de forma natural a lo largo de la ribera del Mediterráneo.

En muchos sitios se le considera como protectora y portadora de buena suerte, ya que esta protege las casas y las tiendas de los que tienen una.

Publicado por magnolia

Diseño gráfico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: