Mis disculpas y gracias a lo social

Hace unos días escribí un artículo que se llamaba “psicología barata para mujeres emprendedoras”, tras unos días más de reflexión y una conversación con mi compi que es mi mayor crítico…quisiera realizar algunas aclaraciones…Soy una persona muy crítica, a veces en exceso y no me gustan las personas que se dedican simplemente a criticar, de hecho muchas veces pienso que si todo el tiempo que dedicamos a la crítica lo dedicaramos a trabajar hay que ver la de frutos que daría el tema :).

Pero tampoco soy una persona complaciente que se “traga” todo lo que lee y/o investiga, me gusta rascar la superficie, comparar y sacar mis propias conclusiones.

Además soy una “friki” de lo social y he formado parte de dos cooperativas integrales, dos redes de moneda social, nos seleccionaron un proyecto para una lanzadera, una campaña de crowfunding, concursos….Con lo que hablo con conocimiento de causa, de mi causa por supuesto.

En el artículo hablaba de lo complicado que es emprender, pero también debo reconocer que están naciendo preciosas iniciativas en ·lo social que enriquecen mi alma todos los días, por parte de las y las ciudadanas y ciudadanas y algunas administraciones públicas…Así que por ello “chapeau”.

Lo que me desespera es que algunas cosas sea “el mismo perro, con distinto collar”, es decir que si tengo que tener un asesor/a detrás de mí para presentar un proyecto y no tengo un duro, pues obviamente no voy a poder acceder a ningún tipo de ayuda. . Por eso hacía especial hincapié en los concursos y similares que están apareciendo “como setas” porque me parece realmente injusto que la base de la economía social sea llegar a las/los más desfavorecidos y luego muchisimas veces sea tan absurdo y pedregoso el camino que supone acceder a ella que la hacen inviable a quienes más lo necesitan.

Así que esa era mi única intención y que quizá como idea estaría bien que cuando se lanza un concurso, subvención etc…Que vale sus dineros montar, se simplificaran los requisitos e incluyeran asesorias posteriores.

Y entonces viene la pregunta trampa ¿Cómo seleccionamos entre los que se presentan? Pues cuando presentas una idea se supone que la van a juzgar especialistas en el tema y no creo que necesiten todo el lujo de detalles que piden que se supone que para eso son expertos…O mejor aún como ya se lleva haciendo en algunos ámbitos que sean los ciudadanos quienes juzguen. Se puede hacer en ámbito local o más amplio.

Por otro lado por mi experiencia la mayoría de lanzaderas e incubadoras de empresas (salvo las que viene de la administración que suele ser más asesoria) también te cobran que entiendo que quien se lo curra en este sentido tiene que cobrar, pero quizá también habría que reforzar este terreno desde las administraciones.

Y como no soy una persona que me guste criticar, sin plantear soluciones en el sentido de encontrar presupuesto para desarrollar una idea, personalmente las plataformas de crowfunding (financiación colectiva), son de las iniciativas más coherentes que he encontrado.

Para quien no lo conoce las plataformas de financiación colectiva, son unas páginas webs en las que tu subes tu proyecto y las personas (mecenas) aportan lo que quieren si les gusta tu idea, la misma gente que lleva la plataforma te asesora y sí, se quedan un pequeño porcentaje si ganas, pero no desembolsas nada si pierdes.

No es tan sencillo como parece claro, tienes que tener una buena red de contactos, así que si vas a presentarte ten esto en cuenta porque casi todo lo que se recoge es en el ámbito local…

Algún día me extiendo más sobre el crowdfunding (financiación colectiva), porque existen diversas plataformas más adecuadas para según qué proyecto.

Pero lo que más me gusta es que tienes un esquema claro y sencillo que te puede ayudar mucho a desarrollar tu idea sin que tengas que ser un/a superexperto/a o tengas todo el tiempo del mundo para investigar “qué coño me están pidiendo”.

Pues bien, aproximadamente todas te piden lo mismo y pongo los epígrafes a continuación:

1.- Nombre del proyecto

Resume tu idea de forma clara y sencilla con pocas palabras.

2.- Promotor/a

3.- Número de personas implicadas.

4.- Localización.

5.- Descripción breve. (15-140 caracteres)

De forma clara y resumida, indica de qué proyecto se trata, cual es el objetivo. Ponte en el lugar de un aportante ¿Qué debe leer aquí para tener claro el proyecto y que le motive apoyarlo? Será muy útil para compartir en redes sociales y dar a conocer el proyecto de forma muy breve.

6.- Cantidad mínima

Indica la cantidad económica mínima con la cual el proyecto puede realizarse según los cálculos que has realizado. La persona que aporta seguro que compara tu proyecto con otros y se dará cuenta si no le cuadra lo que pides con lo que necesitas. Es importante pedir la cantidad justa y adecuada.

7.- Descripción larga del proyecto:

La descripción debe responder como mínimo a las siguientes preguntas y comentarios:

  • ¿Qué quiero crear? ¿Qué necesidades voy a cubrir?
  • ¿Por qué quiero llevar a cabo el proyecto? Indica lo que significa para ti el proyecto.
  • ¿Cómo?
  • ¿En qué situación está ahora el proyecto?
  • ¿Tienes otras fuentes de financiación?
  • ¿Cuánto tardarás en poner el proyecto en marcha?8.- Necesidades.

    Esto te dará una visión bastante general de lo que puede ser tu proyecto y si lo que pretendes es acceder a cantidades pequeñas, pienso que debería ser suficiente.

    :)

Publicado por magnolia

Diseño gráfico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: