Hola 🙂
Si eres emprendedor/a, como somos muchos/as, sabrás que tienes que tener “nivel dios” o mas, porque en el mundo mágico de las startups no sólo tienes que desarrollar tu idea/ proyecto, si no que además empiezan a surgirte un mar de dudas del tipo:
¿Cómo desarrollo un plan de negocio o “business plan”? ¿ De donde voy a sacar la financiación ¿Contabilidad? ¿ Plan de marketing? ¿Necesito socios? ¿ Necesito inversores? ¿ Hago un crowdfunding? ¿Me busco un coworking? ¿ Cómo voy a cobrar? Y muy, muy importante ¿COMO ME VAN A ENCONTRAR EN INTERNET? Porque cómo no estés en internet… no existes.
Tienes que saber de SEO, ser tu propio CEO, community, vendedor, gestor, asesor….

Si tienes mucho dinero estás de suerte, existen en el mercado miles de profesionales que harán el trabajo por tí.

Pero si no tienes mucho capital, ya te puedes ir preparando para estudiar :).

Así que allá vamos, tenemos nuestra super idea que va a arrasar en el mundo mundial, porque sí, porque sabemos que nuestra idea es lo que necesita el mundo (hay que emprender con optimismo y creyendo en ti mismo porque esa es la actitud que debes mostrar, si no te lo crees tú, dificilmente se lo va a creer nadie)…Y te pones a pensar ¿por donde empiezo?…Hoy en día existen en el mercado incubadoras, aceleradoras y lanzaderas que te harán la vida mucho más fácil…Pero ¿donde los vas a remitir para que conozcan tu super idea?

Piensas… «ya está, me voy a hacer una web” y empezamos otra vez: ¿gratuita? ¿de pago? ¿A quien pago? ¿Cómo lo pago? ¿Qué es un dominio? ¿Qué es un hosting? ¿Quién es wordpress y por qué le gusta tanto a todo el mundo? ¿Por qué hay tantas herramientas ? ¿Cómo saco yo tiempo para aprender tantas cosas si yo lo que quiero es desarrollar mi proyecto?

Mi consejo: contratame una Landing 🙂

Pero Magnolia, otro concepto mas…¿Qué es una Landing?
Una Landing literalmente es una página de aterrizaje, para ser más claros es una mini-web (habrá muchos detractores de esta definición, pero ¿a que se entiende?).
Si has visto esas webs (seguro porque están muy de moda) que no tienen pestañas y sólo haces scroll (ruedita del ratón o dedito en el teléfono), estas viendo una Landing.
Las funcionalidades de este tipo de página son variadas, pero su finalidad siempre es la misma, conseguir conversión, es decir que te dejen sus datos, que te compren un producto, que hagan tu curso…y que te conozcan.
Cuando emprendes quizá no necesites “la SuperWeb” porque no sólo es el presupuesto que necesitas, debes invertir tiempo, mucho tiempo (¡¡¡ es que no me da la vida !!! ).

Las personas muchas veces piensan que pagas a alguien para que te haga una web y ya está, y si tienes mucho dinero puede ser así, esto se llama un “llave en mano”, la diseñadora te lo hace todo (si te gusta lo que hago 🙂 hablemos sobre ello), te redactan contenidos, te hacen o buscan las imágenes, todo el branding (colores, fuentes, optimización, estilos…).
Pero si no dispones de mucho capital, eres tú quien tiene que estar en contacto con la diseñadora y facilitarle contenidos, imágenes, que te hagan el logo a tu gusto, imagen corporativa…que por lo general está sujeto a un número concreto de revisiones, después del cual tienes que empezar a pagar las horas adicionales (porque como es lógico, no pueden estar trabajando para tí “ad infinitum” por el precio inicial)
Todo este proceso te va a llevar un tiempo que no vas a dedicarle a tu proyecto.
Por ello te aconsejo empezar con una Landing, que siempre podrás ampliar posteriormente, conforme creces y te haces mayor como emprendedora. Ten en cuenta que vivimos en un mundo en que todo cambia muy rápido y las personas recibimos cantidades agobiantes de información todos los días, esto supone que hay que ser muy concreto y cuidadosa con los textos, nos horripilan los largos y tediosos y cuando te estás dando a conocer es mejor que lo hagas de una forma clara y sencilla, en este sentido, esta demostrado que las Landing tiene un 200% más de conversión que una pagina web “normal”.

Cada Landing tendrá que adaptarse a tí y tu idea, pero en general, estos son los conceptos que suelo manejar yo para un proyecto:

– Tu logo
– Una cabecera que seduzca. Título y subtítulo, bien grandes y que describan la propuesta de valor de tu oferta. Que piensen “que buena oferta/ propuesta voy a seguir leyendo” (con oferta no hablamos de precio, hablamos de calidad)
– Si necesitas textos esenciales: Tengo más de un servicio, beneficios de tu propuesta…Tienes que ser muy cuidadosa de cómo lo haces, aquí es bueno jugar con los diseños para romper con la monotonía. Ponlos en bloques, listas, apoyalos con iconos, imágenes pequeñas…
– Formulario: claro, concreto, sólo información realmente necesaria.
– Call to action (llamada a la acción): descargas, registros, comprar…
– Imágenes: que reflejen tu propuesta, genéricas NO. Un video puede ser una buena idea, pero debe ser muy, muy cortito para que no retrase la carga de la página.
– Datos de contacto
– ¿Testimonios? Tiene que ser muy creíbles para que te beneficies porque ya todo el mundo duda de ellos.
– Redes sociales.

 

Y esto es todo amigos!! (un saludo para los que si han entendido la referencia jeje).

Si has llegado hasta aquí, enhorabuena, ya tienes un concepto mas, explicado con mucho cariño, para añadir a tu enciclopedia emprendedora. Ha sido un gusto compartir estos minutos contigo y espero que si te decides a poner en marcha tu landing me tengas en cuenta como una de tus primeras opciones.

Nos vemos en la red!!

 

Pd: Si te gustan los dibujos, también los hago yo 🙂 pasate por mi: